Comuna 9, nuestros Bares Notables: El Bar Oviedo, en Mataderos

C:\Users\Liliana\Desktop\Página Liliana\Nuestro Barrio\Su historia\Fotografías\Mercado de Hacienda y casco histórico\Postales\La esquina de San Fernando y Av Chicago el Bar de los Payadores Archivo General de la Nación 209112019.jpg

En la emblemática esquina de Av. Lisandro de la Torre y Av. De los Corrales, sitio fundacional del barrio de Mataderos, se encuentra el Bar Oviedo, declarado Bar Notable por el Gobierno de la Ciudad.

El origen del barrio de Mataderos está ligado al emplazamiento de los Nuevos Mataderos y Mercado de Hacienda, que comienzan a construirse en 1889. En ese mismo año se produce el primer remate de tierras y se venden los primeros lotes cercanos al futuro mercado. Por eso el 14 de abril, cuando se coloca la piedra fundamental de la construcciones, se considera como la fecha de nacimiento del barrio.

El valor patrimonial del centro de este sector histórico, está reconocido en la designación de los Edificios Administrativos del Antiguo Matadero como Monumento Histórico Nacional, de la Estatua el Resero como Bien de Interés Histórico Nacional y del Bar Oviedo como Bar Notable y Sitio de Interés Cultural de la Ciudad. Además estos elementos están protegidos como Área de Protección Histórica en las normas urbanísticas de la Ciudad.

Afirmando este carácter de espacio de resguardo de la memoria barrial, hoy, se desarrolla en este lugar la Feria de Mataderos, Feria de las Artesanías y Tradiciones Populares Argentinas, visitada por vecinos de toda la ciudad y turista de nuestro país y de todo el mundo.

El Profesor Orlando W. Falco, Presidente Junta de Estudios Históricos de Mataderos y Director Museo Criollo de los Corrales ubicado en la histórica Recova, señala la destacada presencia de “don Fernando Ghio, el inquieto propietario del almacén con despacho de bebidas La Capital, antes denominado Almacén Francés y después Bar Oviedo”.

Aunque en su frente una inscripción indica el año 1900, se dice que ya funcionaba a fines del siglo XIX. Allí se reunían los paisanos de la zona, los que trabajaban en el Mercado y los que venían arriando ganado. Se lo llamó “Bar de los payadores”, porque fue un lugar elegido por esos poetas populares.

En 1910, Fernando Ghío, concejal socialista y presidente del Club Nueva Chicago, compró el almacén de ramos generales y lo convirtió en un Bar Cultural, donde se realizaban reuniones para tratar temas relacionados con la política, la literatura y los problemas sociales, a las que asistían personalidades destacadas como Joaquín V. González, Estanislao Zeballos y Mario Bravo, y, también, poetas, mucangueros y obreros. En el entrepiso ubicado en el fondo del local, Fernando Ghío, enseñaba a leer y a escribir a los paisanos.

Sobre Ghío dice Zulema Cañas, Presidenta del foro de la Memoria de Mataderos “fue un político de avanzada y siempre participaba cuando había que crear condiciones para mejorar alguna situación del barrio. Con su negocio frente al Mercado Nacional de Hacienda, prestó la mayor atención hacia la mejora de la forma de trabajo de los obreros. Asimismo supo inaugurar el “Centro Sección Primera Nuevos Mataderos” del partido socialista, simultáneamente se ocupó de la cultura popular y formó el “Teatro Vocacional”. Fue fundador de uno de los primeros periódicos locales, denominado “El Ciclón” y “Nueva Era”, que trataba temas políticos, sociales, barriales, intelectuales y literarios”.

Hoy, el histórico bar encuentra su público entre los visitantes de la Feria de Mataderos y como muchos comercios de la zona sufre el impacto del traslado del Mercado de Hacienda a Cañuelas. Las expectativas están puestas en el futuro de esas tierras, hoy en manos de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, organismo nacional que ha creado una unidad especial para promover su desarrollo.

En la foto que encabeza este artículo, La esquina de San Fernando y Av. Chicago: el Bar de los Payadores (Hoy Bar Oviedo). Archivo General de la Nación

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.